FULCRUM SRL  | Mettler Toledo | Balanzas y soluciones de pesaje
¿PROBLEMAS A LA HORA DE PESAR? Consultanos!
Responsive image

Bunge: Los desafíos de ser líderes y cómo convertir las debilidades en ventajas

Cómo gestionar miles de vehículos llenos de mercadería por día sin perder agilidad ni efectividad en el proceso.


Bunge Argentina es una compañía que no necesita introducción. Es sabido que se trata de un líder en el mercado de granos de nuestro país. Su actividad va mucho más allá del simple comercio de cereales ya que cuenta con infraestructura para la recepción, almacenaje, y acondicionamiento de sus alimentos en las etapas previas a su comercialización.

Este complejo aparato productivo implica la movilización de más de 3 millones de toneladas de granos y subproductos por año, a veces por distancias mayores a 1300 kilómetros en un solo viaje. La red de logística de Bunge es tan avanzada que, además de cumplir con estas exigentes demandas, también ofrece servicios de recepción, descarga y almacenamiento en puertos, las 24 horas del día, los 365 días del año.

Los vehículos, puertos, plantas y acopios distribuidos a lo largo y ancho de la geografía argentina representan un enorme valor para la empresa, puesto que proveen de capacidad de almacenaje, así como de plataformas para la exportación. Esto se traduce en ventajas tangibles para la industria, como la desestacionalización e integración de la producción a una recepción constante de cosechas o la facilidad en los traslados.

Sin embargo, una red tan compleja y extensa también presenta importantes desafíos. Para lograr un buen funcionamiento, es necesario que las operaciones de logística sean óptimas, ágiles y sin errores, además de tener capacidad de respuesta inmediata en caso de imprevistos.

¿Cómo hace frente Bunge a estas exigencias?

Como suele decirse, una cadena es tan fuerte como su eslabón más débil. Si uno solo de los nodos de la red de Bunge falla, se genera un cuello de botella que enlentece o hasta detiene totalmente el proceso.

Dicho esto, vale destacar que en este tipo de “cadenas”, uno de los posibles “eslabones más débiles” pueden ser los instrumentos de pesaje. El mercado está saturado de balanzas genéricas de calidad estándar lo que se refleja en sus precios bajos, equipos que presentan errores en la medición, dando lugar a consecuencias económicas y falta de competitividad, algo que un líder del mercado como Bunge no puede permitirse.

Por tal motivo, la empresa decidió instalar balanzas con tecnología Powercell PDX de Mettler Toledo. Estos equipos, además de ser los más precisos del mercado, optimizando la capacidad de almacenaje, cuentan con una construcción robusta y protección avanzada contra todo tipo de factores. Esto significa evitar paradas de planta, costos extras por reparación o recalibración y reducción de erogación en repuestos. Los beneficios más claros son el aseguramiento del cumplimiento de los plazos y el claro impacto en los costos logísticos, significativamente reducidos.

Actualmente, los complejos industriales que Bunge posee en Puerto San Martin, San Jerónimo, Ramallo y Piquete Cabado se benefician del pesaje ferroviario de básculas con celdas de carga Mettler Toledo. El complejo industrial de Ramallo opera, además, con un sistema para control de peso de vagones en movimiento con celdas de carga Mettler Toledo.

Por su parte, las instalaciones de Tancacha, General Paz, Delfin Gallo y Avia Terai utilizan básculas de camión-vagón, aportando flexibilidad a las instalaciones y agilidad en la operatoria al poder satisfacer las necesidades de pesaje de ambos tipos de vehículos, lo que logra un significativo ahorro en tiempos productivos.

Pero eso no es todo. Además de las balanzas de vehículos, las plantas de Puerto General San Martín y Terminal Bahía Blanca cuentan con balanzas de embarque repetitivas que también usan tecnología Powercell PDX, sumándose también la planta de Terminal de Fertilizantes Argentinos con una báscula para recepción de fertilizantes.

Todas estas reformas y actualizaciones de sus balanzas son parte de un plan de Bunge para unificar la tecnología de sus equipos de pesaje, migrando de forma constante hacia un sistema avanzado de alta calidad.

Bunge es una empresa a la vanguardia del mercado y, como tal, está en constante búsqueda de la mejora continua y de la alta calidad, tanto en sus productos como en sus procesos. Teniendo esto en cuenta, Bunge ha convertido uno de los puntos más débiles de las empresas del rubro en un eslabón tan fuerte como los demás. Los beneficios están a la vista, y el liderazgo de la empresa, más intacto que nunca.