FULCRUM SRL  | Mettler Toledo | Balanzas y soluciones de pesaje
¿PROBLEMAS A LA HORA DE PESAR? Consultanos!
Responsive image

Inspecci贸n por rayos X de productos alimenticios: datos de seguridad que necesita conocer


Durante las últimas dos décadas, los procesadores de alimentos se han ido apoyando cada vez más en equipos de inspección por rayos X. Su importancia radica en la posibilidad de detección de contaminantes físicos durante la producción.

En este sentido, cabe mencionar que tales equipos radiográficos de inspección se han vuelto más sensibles, más costeables y más confiables. Sin embargo, aun así, algunos fabricantes de alimentos todavía se preocupan acerca de la seguridad que ofrece este tipo de tecnología.

Afortunadamente, está comprobado que la inspección por rayos X de productos alimenticios envasados y a granel es extremadamente segura, tanto para los operadores del equipo, como para los consumidores del producto analizado.

Por tal razón consideramos fundamental explicar cómo funcionan estos equipos, corrigiendo a su vez las ideas equivocadas asociadas con esta tecnología de uso común.


La tecnología radiográfica es de uso generalizado
Muchos de los productos que usamos o consumimos cotidianamente, tales como alimentos, bebidas, medicamentos y cosméticos son escaneados con sistemas radiográficos en algún momento durante su fabricación.

Por eso, es importante informar que los sistemas de inspección por rayos X de productos alimenticios no usan materiales radioactivos potencialmente inseguros para generar las imágenes radiográficas. En su lugar, utilizan tubos que generan el haz de rayos X de forma eléctrica, el haz es dirigido al objeto que se está inspeccionando y un detector digital en el lado opuesto de ese objeto crea una imagen que será analizada. Una de las ventajas de este sistema, en comparación con los que usan una fuente radioactiva, es que la energía de los rayos X se detiene inmediatamente después de que el tubo se?apaga.

Asimismo, cabe destacar que según la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA), no existen efectos adversos conocidos por usar productos radiados por estos sistemas radiográficos tipo gabinete.

La tendencia hacia menor energía y emisiones de rayos X
Gracias al gran avance tecnológico se ha reducido de forma reveladora la energía radiográfica necesaria para inspeccionar productos alimenticios. Los tubos son más eficientes y los detectores, más sensibles. Esto significa que los rayos X dispersos dentro de la máquina también han disminuido, con lo cual es más fácil proteger a los usuarios de la fuga de radiación.

Específicamente, los equipos radiográficos de hace diez años funcionaban en un rango de 300 a 500 watts, mientras que los equipos que actualmente existen en el mercado generan un rendimiento igual o mejor con entre 70 y 150 watts. Esto significa una reducción del 70?% en energía y, por lo tanto, en las emisiones.


Thermo Scientific verifica que el equipo sea seguro

Thermo Scientific ha hecho una labor destacable en cuanto a la seguridad y calidad que brindan sus máquinas de inspección por rayos X. Las mismas, previo a ser instaladas o vendidas son certificadas bajo las normas reglamentarias que muchos países alrededor del mundo solicitan. Asimismo, cabe mencionar que tales reglamentaciones se establecen para asegurar que los equipos radiográficos puedan ser utilizados por técnicos y operadores en todas las posibles condiciones.

En este sentido, durante la instalación, el técnico de servicio debe verificar:
  • La planta o la empresa tiene un encargado de seguridad radiológica
  • Existe un plan o proceso para realizar estudios de radiación en intervalos de tiempo definidos
  • Los empleados tienen un entendimiento o conocimiento de la seguridad radiológica
  • Existe la señalización apropiada en el equipo de rayos X o cerca de este
  • Los procedimientos médicos de emergencia están publicados en el área y se entienden
  • Si se solicitan dosímetros, los empleados los traen puestosEl equipo está registrado ante las autoridades estatales, provinciales u otras autoridades locales.

Conclusión
Está comprobado que la inspección por rayos X de productos alimenticios es segura. Se han implementado protocolos para garantizar que el equipo funcione de forma segura en el momento de la puesta en servicio y que sea fácil confirmar que funcione de forma segura en cualquier momento para cumplir con los requisitos de la planta o reglamentarios. Incluso, para muchas aplicaciones alimenticias, la inspección por rayos X ofrece una detección superior y es más fácil de usar que la tecnología de detección de metales.